You are in: Other Countries
B2B

Ni con tacón ni totalmente plano: este es el zapato que debes usar para evitar la fascitis plantar

La fascitis plantar es una patología que causa dolor punzante e intenso en el talón y que se produce al inflamarse una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies, conocido como fascia plantar.

Por lo general, esta afección causa un dolor punzante en la planta del pie, cerca del talón que es más intenso al dar los primeros pasos después de despertarse. Sin embargo, el dolor también puede producirse al estar de pie mucho rato o al levantarse después de estar mucho tiempo sentado.

Al levantarse y moverse, el dolor de la fascitis plantar suele disminuir, aunque acostumbra a reaparecer un tiempo después.

¿Cuáles son las causas de la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una patología que suele aparecer en personas de más de 45 años. Generalmente, aparece en personas que pasan muchas horas de pie, que adoptan una pisada incorrecta, en deportistas que corren o en personas que padecen sobrepeso.

Aunque a día de hoy se desconoce la causa exacta de esta afección, algunos factores como llevar un calzado inadecuado pueden aumentar el riesgo de padecerla. De este modo, tanto los zapatos de tacón muy altos como los zapatos completamente planos pueden causar fascitis plantar.

Lo cierto es que, por bonitos que sean los zapatos de tacón, la inclinación que sufre la zona plantar al llevarlos es demasiado excesiva, por lo que termina produciendo una sobrecarga en esa zona, que, con el tiempo, puede acabar dando lugar a una fascitis plantar u otros tipos de problemas.

Con ello, desde la Zapatería Tarrats recuerdan que, aunque puedes llevar este tipo de tacones, no hay que abusar de ellos y hay que proporcionar un descanso a la pisada con una altura más adecuada.

Sin embargo, desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) recuerdan que el uso de un calzado «excesivamente plano» también puede ser dañino para la salud de los pies.

De este modo, abusar de zapatos tipo bailarinas, manoletinas o Merceditas puede generar problemas y terminar ocasionando fascitis plantar.

Así, igual que un calzado con un tacón elevado es perjudicial para la salud de los pies, estos expertos recuerdan que un calzado excesivamente plano también puede serlo, ya que “no da estabilidad a la pisada».

Tal y como expone Maite García, vicepresidenta del ICOPCV, las suelas muy finas obligan al pie a absorber los impactos contra el suelo directamente y no ofrecen un buen apoyo para el arco del pie ni para el talón.

¿Cuál es el zapato ideal para evitar la fascitis plantar?

En este punto, los podólogos del ICOPCV recuerdan que, tanto en hombres como en mujeres, lo aconsejable es utilizar un calzado con buena sujeción que se adapte al movimiento del pie.

Además, es conveniente que el zapato tenga una suela de goma o resistente pero flexible.

Concretamente desde la Zapatería Tarrats explican que el calzado ideal debe ser cómodo y mullido, y debe contener una ligera cuña en el talón, como suele ocurrir con la gran mayoría de sneackers que actualmente hay en el mercado.

En definitiva, para prevenir la fascitis plantar, hay que procurar que los zapatos no sean completamente planos, ni tampoco que el tacón sobrepase los 4 cm de altura. Lo ideal sería unos zapatos, botas o botines “con un drop (diferencia de altura entre talon y antepie) de 1 a 4 cm.

Además, para mayor higiene y cuidado, el zapato debería permitir extraer la plantilla de origen y, en caso de padecer fascitis plantar, nos permitirá usar plantillas especiales para tratar el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.