You are in: Other Countries

Una pócima para aliviar rozaduras

Todo indica que los termómetros inician su aventura descendente. Los pies, que tan libres se han sentido estos últimos meses, se preparan para volver al zapato cerrado. Las chanclas se amontonan al final del armario. Y nuestro cuerpo, cómo no, sufre, sobre todo rozaduras de botas y bailarinas, que hieren la piel de forma muy superficial, pero molestan cuando de caminar se trata.

Con este remedio natural podrá aliviar la leve lesión de sus pies, así como cualquier afección de las pieles sensibles (irritación, ardor, dermatitis, eczemas o alergias), donde la inflamación es el denominador común. La caléndula (flor vistosa, amarilla o naranja, también conocida como margarita) será su aliada.

Estos son los pasos para fabricar un remedio casero:

  1. Disponga de medio litro de aceite de oliva y cincuenta gramos de flor de caléndula seca, que puede conseguir en cualquier herboristería.
  2. Rellene un recipiente de cristal de medio litro con la cantidad de caléndula indicada y añada el aceite de oliva. Al llegar a la parte superior, deje reposar el frasco unos minutos para que el aire que haya quedado en el interior suba a la superficie. Después, acábelo de llenar.
  3. Para comprobar que no queda nada de aire, cierre el tarro y agítelo suavemente. Si observa burbujas en el interior, significa que todavía quedan espacios vacíos, así que prosiga vertiendo el aceite.
  4. Precinte el recipiente para evitar el intercambio de gases y déjelo en un lugar soleado durante cuarenta días y cuarenta noches.
  5. Pasado el tiempo, filtre el aceite con la ayuda de un colador o gasa y guárdelo en un recipiente de cristal debidamente etiquetado, en un lugar seco y oscuro.
  6. Utilice el aceite directamente sobre la piel para tratar inflamaciones leves o pequeñas heridas superficiales (cicatrices, eczemas, rozaduras, etcétera). Evite el contacto con cualquier lesión abierta.

Advertencia: su seguridad en niños menores de 6 años, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia no ha sido establecida. En caso de duda, consulte siempre con su médico.

Información de : http://elpais.com/elpais/2014/09/10/buenavida/1410337889_526812.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *